Para seguir viviendo
con la Tierra

Comercio justo de cacao de calidad en el Norte de Haití

Fortalecer una red de 6 cooperativas de pequeños productores (2 000 familias) para la producción y la comercialización de un cacao fermentado de calidad (Norte Haití) en los mercados del comercio justo.

  • Comercio justo de cacao de calidad en el Norte de Haití Image principale
  • Panneau projet Milot
  • Fruits
  • Cacao
  • Fruits cacao
  • Fruits cacao
  • Maison Haiti
  • Cooperative agricole des planteurs unis Port Margot
  • Coopérative cacaoyère du Nord
  • Cacao
  • Cacao
  • Sechage cacao
  • FECCANO
  • Formation des producteurs en gestion biologique des maladies et ravageurs

El huerto haitiano no contiene variedades de cacaoteros híbridos. Los árboles cultivados son variedades antiguas, criollo o trinitario, típicas del Caribe. Estas habas, conocidas por su delicadeza y sus aromas potentes,  son principalmente destinadas a la chocolatería de categoría superior, como es el caso del criollo que representa sólo el 5 % de la producción mundial, y por eso una variedad codiciada. Sin embargo, 4 000 toneladas de habas de cacao cosechadas cada año en Haití está mal valoradas en el mercado mundial y sufren un fuerte descuento. Cuando otros países (Trinidad, República Dominicana, etc.) benefician de este recurso, Haití, que tiene el triste privilegio de ser el país más pobre del hemisferio Norte, saca un ingreso muy bajo de su producción de cacao en comparación. ¿ Por qué ? Esas habas haitianas no están fermentadas. Para obtener un producto de calidad, la fermentación de las habas de cacao es una etapa esencial, dado que libera los "precursores" de aromas. La consecuencia es bastante simple : la producción haitiana se exporta en el mercado americano a un precio muy bajo, donde está ensamblada con otros origenes para productos de chocolate ordinarios. El mercado europeo que exige cacaos finos fermentados rechazan esta  producción. Y los pequeños productores haitianos sufren de esta situación, ellos que viven en situaciones de gran precariedad et para quienes este cacao es fundamental para garantizar su seguridad alimentaria y a veces su superviviencia.

Desde 2009, AVSF ha decidido capacitar a pequeños productores de la cooperativa FECCANO en el Norte de Haití en técnicas de fermentación. Así, el cacao haitiano vuelve a ocupar una posición de prestigio. Antes era un cacao de baja categoría, y ahora se vuelve en un cacao de excepción, un gran viñedo rebuscado. ¡Gracias a nuestro socio Ethiquable, este cacao llega por primera vez a Francia y está comercializado en tabletas de chocolate "puro origen Haití 72 % cacao"! Famosos chocolateros franceses se interesan ahora en esta producción campesina.

El proyecto implementado beneficia a 2 000 productores de cacao, hombres y mujeres, agrupados en las 8 cooperativas de la Federación y sus familias. Desde hace 4 años, AVSF ha permitido la instalación de 4 centros de fermentación de cacao y  un centro de cosecha y acondicionamiento. AVSF ha capacitado a los productores de las 8 cooperativas en técnicas de producción y de fermentación, y ha apoyado la Federación para obtener y controlar las certificaciones "comercio justo y biológico". También, AVSF ha apoyado el fortalecimiento de las capacidades técnicas y comerciales de la Federación y la capacitación permanente de líderes y ejecutivos de las cooperativas en materia de gestión y administración.

Gracias a la introducción por AVSF de procedimientos de fermentación del cacao y el acceso a los mercados del comercio justo, la FECCANO se ha vuelto en la 1era organización haitiana de exportación del cacao fermentado de calidad y ahora biológico en Europa. Se ha liberado del monopolio detenido por un gran exportador histórico. El cacao haitiano sigue en manos de dos exportadores en situación de monopolio regional (95 % del cacao exportado) que se dividen el país en dos. La tonelada de cacao ya no se negocia en 2 300 USD/tonelada en el mercado internacional, pero hasta 3 400 USD/tonelada gracias a Ethiquable. Mientras la FECCANO compra el cacao a sus miembros en más de 2 500 USD/tonelada, el exportador que compraba en menos de 1 800 USD/tonelada ahora está obligado en subir sus precios para mantener su capacidad de compra. Un beneficio para todas las familias campesinas que reinvierten las ganancias obtenidas en su vivienda, la educación de sus niños y su huerto.

Este proyecto recibe el apoyo financiero de las fundaciones holandesas Doen, Solidaridad y Progreso, de la Agencia francesa de desarrollo (AFD) y del Conseil Général des Hauts de Seine.

LIRE NOTRE TRIBUNE "20 ANS APRÈS, LE COMMERCE ÉQUITABLE SERT-IL ENCORE À QUELQUE CHOSE ?"