Para seguir viviendo
con la Tierra

Un mercado campesino en el corazón de Cusco, Perú

Apoyo y asesoría a la asociación regional de productores de Cusco para consolidar la administración del mercado campesino de Huancaro que vincula de forma directa a más de 7000 productores campesinos y consumidores.

En colaboración con ARPAC, CADEP, la Comisión Europea, la Agence Française de Développement y las Fundaciones Frères de nos Frères y Rabobank

  • Kallpanchis (1).JPG
  • Kallpanchis (2).JPG
  • Kallpanchis (3).JPG
  • Kallpanchis (4).jpg
  • Kallpanchis (5).JPG
  • Kallpanchis (6).jpg
  • Kallpanchis (7).jpg
  • Kallpanchis (8).jpg

Últimas noticias: este proyecto acaba de ganar el PREMIO A LA INNOVACIÓN AGRÍCOLA EN AMÉRICA LATINA otorgado por el Fondo regional para la tecnología agrícola (FONTAGRO), patrocinado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


La Asociación de Productores Agrícolas y ganaderos del Cusco “ARPAC” se creó el 17 de enero de 2004 a iniciativa de unas 300 familias campesinas. En el corazón de la ciudad turística de Cusco, esta organización creó y organizó un mercado de venta directa al consumidor: en la actualidad, el mercado de de Huancaro agrupa a más de 5000 campesinos de toda la región de Cusco de los cuales 2000, venden directamente su producción en el mercado de Huancaro cada sábado. 25 000 consumidores, principalmente urbanos, suelen venir a este mercado.

Desde 2007, AVSF y su socio local CADEP (Centro Andino de Educación y Promoción), apoyan a la ARPAC a través del proyecto "Kallpanchis"; sus objetivos son el fortalecimiento de las capacidades de gestión, de acceso a los mercados y de incidencia política de la ARPAC, mejora de la calidad de los productos vendidos en el mercado, apoyo a los grupos de productores para dotarse de infraestructuras y equipamientos (puesto de ventas, mesas de fabricación de quesos, molinos para cereales, etc.), dinamización y fortalecimiento de la base social de la ARPAC, constituida por productores miembros de 13 provincias de Cusco. Muchos productores, hombres y mujeres, que también son vendedores en el mercado fueron formados en técnicas de venta y marketing, y también en calidad e higiene alimentaria. Una escuela de formación de líderes campesinos, creada en el marco del proyecto permitió formar a unos cuarenta miembros y dirigentes locales (defensa de los intereses de la agricultura familiar, producción agroecológica, gobernanza, administración, etc.).

Los volúmenes de ventas semanales de las 24 secciones de productos (principalmente verduras, tubérculos, carne y productos lácteos) pasaron de 170 toneladas en 2004 a 850 toneladas en 2012, lo cual representa un volumen financiero de unos US $ 418 656/semana. La venta directa permitió sobre todo recuperar los márgenes captados por los distribuidores y aumentar los ingresos de los productores. El ingreso neto promedio semanal ganado en un solo día a la semana (el sábado) es de 182,38 soles (70 US$) y el ingreso mensual neto llega a unos US$ 280, superando el salario mínimo legal actual de US$ 259. El mercado, tiene también varios efectos indirectos positivos. En primer lugar, sobre la condición de las mujeres campesinas, que ahora tienen una responsabilidad en la gobernanza de la ARPAC, el funcionamiento y control del mercado y sus puestos de venta. También sobre el empleo: más de 110 empleos, además de los puestos de venta de los productores, fueron censados en el mercado en 2012. Para los consumidores, el mercado de Huancaro representa una alternativa al mercado convencional de la ciudad de Cusco. Encuentran una oferta muy diversificada y de calidad, a precios mucho más asequibles que los que les proponen los distribuidores.

La ARPAC es un modelo de organización campesina dinámica y con capacidad para administrar un mercado campesino de envergadura regional brindando una oferta local de productos con identidad, de calidad y a un precio justo para los productores y los consumidores.

Este proyecto recibe el apoyo financiero de la Comisión Europea, la Agence Française de Développement y las Fundaciones Frères de nos Frères y Rabobank

LEER LA FICHA “LAS EXPERIENCIAS INNOVADORAS DE AVSF: UN MERCADO CAMPESINO EN PERÚ"