Para que las mujeres y los hombres vivan
de la Tierra de forma sostenible

Praxis

Por una justicia social 
del agua: garantizar el acceso de las agriculturas familiares del Sur al agua

Editeurs : AGTER
AVSF
CCFD
Coordination SUD
GRET
Auteurs : Allaverdian Céline
Frédéric Apollin
Issoufaly Hatim
Jamart Clara
Richard Yves
Année : 2013

Por una justicia social 
del agua: garantizar el acceso de las agriculturas familiares del Sur al agua

(Informe de Coordination Sud)


El agua es un bien esencial, del cual los campesinos del Sur dependen fuertemente para su subsistencia, y de manera general para la producción de alimentos. Ahora bien, la competencia por el agua no deja de acentuarse debido al crecimiento demográfico, a la industrialización, a la urbanización y a patrones de consumo alimentario que requieren cada vez más de agua. De más en más, el agua agrícola es acaparada por otros actores económicos, en detrimento de los derechos históricos de las agriculturas familiares, a menudo más débiles políticamente y menos organizadas. En vista de que 925 millones de personas sufren de hambre en el mundo, de los cuales el 75% vive en zonas rurales, es urgente garantizar el acceso al agua para las agriculturas familiares. Estas tienen, en efecto, un inmenso potencial para responder a los retos de la seguridad alimentaria, la equidad social y la sostenibilidad ambiental. El 70% de las personas que se encuentran en situación de inseguridad alimentaria en el mundo son agricultores pobres, a pesar de que proveen hasta el 70% de la producción alimentaria mundial y el 80% en el caso de los países en desarrollo. Desde hace tiempo, los 1.800 millones de agricultores familiares han desarrollado prácticas agrícolas y técnicas sencillas de gestión del agua, pertinentes para la adaptación al cambio climático y para la valorización de las tierras de secano. Pese a ello, las inversiones están aún lejos de cubrir las necesidades.

Este informe, enfocado en los retos del acceso de las agriculturas familiares al agua, plantea que el tema del agua agrícola no puede ser abordado según los enfoques de la “eficiencia del agua” o del “more cash per drop” (“Mas efectivo por cada gota de agua”). El agua es un bien común, que atañe al conjunto de los actores de un territorio y a su población. Para reflexionar sobre el tema del agua agrícola, se debe tomar en cuenta que constituye una garantía esencial de seguridad alimentaria, para los campesinos en primer lugar, pero también para las ciudades, y es además un elemento esencial para la adaptación al cambio climático. Por tanto, la “justicia social del agua” y la garantía del acceso de los campesinos al agua no son reivindicaciones ilegítimas, sino derechos legítimos. El derecho a una alimentación suficiente, reconocido en el derecho internacional, requiere un acceso duradero al recurso agua.

Producido por la Comisión "Agricultura y Alimentación" de Coordination Sud, y en especial por AVSF, AGTER, GRET y CCFD-Terres Solidaire, este informe, apartándose de las “soluciones milagrosas” y denunciando ciertas ideas falsas ampliamente difundidas sobre el agua agrícola, plantea tres ejes fundamentales para garantizar el acceso al agua para las agriculturas familiares:

  • Invertir de forma inteligente en el agua agrícola para las agriculturas familiares, median- te la difusión de técnicas sencillas de recolección, almacenamiento y distribución del agua y la promoción de infraestructuras adaptadas.
  • Proteger los derechos de acceso y de uso del agua para producir, frente al auge de acaparamiento de tierras y recursos hídricos a gran escala.
  • Fomentar una gestión concertada y democrática del agua, promoviendo espacios de diálogo que apuntan a un reparto equitativo del agua entre usuarios, sectores de actividad, ciudades y zonas rurales.

Por último, existe la necesidad de fortalecer la movilización de los usuarios y de la sociedad civil. La rendición de cuentas por parte de las autoridades encargadas del agua frente a los usuarios y a la ciudadanía no se realiza de manera espontanea, Las luchas sociales y una representación bien organizada de los grupos de usuarios campesinos en los diversos foros de negociación permitirán una evolución de las reglas, garantizar el ejercicio de sus derechos e influir en la formación de nuevos cuadros políticas públicas más incluyentes.

Leer más: Eficiencia y eficacia económica del uso del agua agrícola para la agricultura familiar