Para que las mujeres y los hombres vivan
de la Tierra de forma sostenible

Seguridad alimentaria en el Sur-Oueste de Madagascar

Fortalecimiento de la seguridad alimentaria y nutricional de 2500 familias agro-pastorales por una gestión sostenible de los caminos, el acceso seguro al agua, la agro-ecología y la introducción de cultivos muy nutricionales

En colaboración con las comunidades, las autoridades locales, los servicios descentralizados del Estado y la Casa de Campesinos de Tuléar

Sécurité alimentaire dans le Sud-Ouest de Madagascar Image principale

El Sur de Madagascar es una zona seca, con lluvias escasas y aleatorias. Las comunidades que viven allí son en mayoridad agro-pastorales. El plano Mahafaly, zona de la cooperación, es uno de los lugares de Madagascar más afectado por el cambio climático : las lluvias son más irregulares, los periodos de sequía más largos. El equilibrio de las producciones de las familias campesinas de la zona fue alterado por esos cambios. La zona está también afectada por el aumento del bandolerismo, que concierne sobre todo los rebaños de cebúes.

En este contexto, AVSF y su colaborador, la organización campesina regional “Casa de los Campesinos” acompaña la diversificación de las producciones agrícolas, el desarrollo de modos de cultivos agroecológicos y la implementación de una red de proximidad de asistentes de salud animal que permite a los campesinos valorar más la pequeña ganadería en su explotación.  

Con los veterinarios privados de la zona y los servicios del Estado dedicados a la salud animal, asistentes comunitarios son seleccionados, formados y acompañados para que puedan desarrollar un servicio de salud animal de proximidad y de calidad. Por otro lado, apoyándose en una red de campesinos lideres, el equipo del proyecto conduce pruebas de técnicas agrícolas mejoradas que permitiría la intensificación agroecológica de las producciones.  Se propaga una técnica que permite multiplicar las estacas de ñame, se prueban parcelas agroforestales por los campesinos lideres. Los cuales participan luego a la vulgarización de esas técnicas en sus comunidades, al usar la parcela para mostrar los beneficios de las técnicas mejoradas a otros campesinos de la zona.

Se realiza también un trabajo especifico sobre al acceso al agua ya que los fuentes de agua están muy lejos los unos de los otros en el plano Mahafaly. Las comunidades están acompañadas para la realización y la gestión de pequeñas infraestructuras que sirven para retener el agua (presa, impluvium…). Se propone el micro-riego en goteo para optimizar el uso del agua.

Finalmente, la alimentación animal y la gestión de los pastos son un reto importante para los ganadores, por eso los usuarios de los recursos se consultan para que el reparto y la gestión sostenible de los recursos naturales se piensen de manera colectiva.  

El proyecto comienzo en febrero de 2013 para 4 años, gracias a los fondos de la Unión Europea y de la ciudad de Annecy.