Para que las mujeres y los hombres vivan
de la Tierra de forma sostenible

Reforestación de la Selva Central en Perú

Producción y instalación de 700.000 jóvenes plantas de árbol para diversificar y mejorar los ingresos económicos de los pequeños productores de la Selva Central

En colaboracion con las cooperativas cafetaleras del departemento de Junín

  • Agroforesterie en zone caféière et cacaoyère au Pérou  - es-es -> à traduire Image principale
  • DSC00963-min.JPG
  • DSC00922-min.JPG
  • DSC00896-min.JPG
  • DSC00818-min.JPG
  • DSC00633-min.JPG
  • DSC00533-min.JPG
  • DSC00115-min.JPG
  • DSC00027-min.JPG

El Programa buscó diversificar y mejorar los ingresos económicos de las familias de pequeños productores de Selva Central a través de la reforestación, ya que además de recuperar suelos y conservar fuentes de agua se generará ingresos por la comercialización de madera, leña, semillas y bonos de carbono. La estrategia es “sembrar árboles para la jubilación”.

En el proyecto participaron organizaciones de pequeños productores de las provincias de Satipo y Chanchamayo como la Cooperativa Agraria Cafetalera Satipo, la Cooperativa Agraria Cafetalera Ecológica Valle Santa Cruz - Río Tambo, la Cooperativa Agraria Cafetalera Sostenible Valle Ubiriki y la Asociación Central de Productores de Café Pichanaki, así como los Gobiernos Locales de Río Negro y Pichanaki. Esta alianza estratégica público-privada permitió la sostenibilidad de las actividades de reforestación y la conviertió en la propuesta de reforestación más exitosa que se ha desarrollado en la región.

Estas organizaciones realizaron un manejo adecuado de sus recursos naturales, estableciendo políticas ambientales, como la formación de promotores forestales en sus diferentes comités bases, los cuales motivan y capacitan constantemente a los demás productores en el cuidado de su ecosistema. Cada productor del programa orgánico reforestó un mínimo de 300 plantones, los cuales han sido adquiridos por un precio social, que es cancelado con la cosecha del café y/o cacao; lo que ha permitido generar un fondo contribuyendo a la sostenibilidad de la reforestación.

Esto ha permitido que se instalen más de 700,000 plantones forestales, de las cuales 70% son especies nativas de madera fina como: caoba, cedro, tornillo, ulcumano, ishpingo, moena, etc; y 30% son especies exóticas como pinos y eucaliptos tropicales, que tienen buena adaptabilidad y rendimiento en la zona.

La reforestación es una alternativa de diversificación económica para las familias productoras de café y cacao, las cuales incrementarán sus ingresos económicos a través de la comercialización de madera, leña, semillas y otros.

Este proyecto recibe el apoyo financiero de la Fundación Progreso.